Green Week EU – Semana Verde Unión Europea

Entre el 3 y el 5 de Junio tuvo lugar en Bruselas la Semana Verde de Europa, una serie de conferencias y talleres enfocados en la conservación y la biodiversidad.

Uno de los debates que se trató con más fuerza es la revisión de las principales normas europeas relacionadas con la Conservación de la Naturaleza: la Directiva de Aves y la Directiva de Hábitats, que son un importante precedente internacional en este ámbito.

En el curso de las discusiones de formaron dos corrientes bastante marcadas para abordar el tema: por un lado, las asociaciones no gubernamentales que abogan por una mejor implementación de las directivas antes que una revisión de las normas, y por el otro, algunas voces de los sectores productivos y gubernamentales, que llaman a la apertura a nuevas formas de incorporar la protección de la biodiversidad en el desarrollo sostenible, incluyendo enfoques de mercado y la incorporación de actores no estatales.

Todo esto en un marco de claro declive de la biodiversidad europea, donde el 77% de los hábitats y el 60% de las especies se encuentran en una situación “desfavorable”, producto de la intensificación de la agricultura (y sus practicas derivadas, como el uso de pesticidas y los monocultivos) una de las primeras causas de este declive, junto con una débil implementación de la legislación europea.

Se deroga la creación del Parque Nacional Salar del Huasco

Preview

En Diciembre de 2014 se publicó un decreto exento que deroga el Decreto Supremo que creó el Parque Nacional Salar del Huasco; ya que éste se declaró sin el hito administrativo de una consulta indígena, requerida por el Convenio 169 de la OIT.

El Parque Nacional Salar de Huasco (Región de Tarapacá) se creó en el año 2010 sobre un área de gran relevancia ecológica ya que presenta ecosistemas altoandinos con presencia de formaciones vegetales poco representadas en las áres protegidas nacionales, razón por las que cuenta además con las categorías de Sitio Ramsar y de Santuario de la Naturaleza.

Al encontrarse en una zona altiplánica árida, esta área posee un rol fundamental para la biodiversidad, atrayendo aves acuáticas alrededor de la Laguna del Huasco, como flamencos chilenos, andinos y de james; además de guallatas, gaviotas andinas, suris y patos. Asimismo, también se encuentran mamíferos como la vicuña y el zorro andino.

La derogación de la creación del Parque Nacional, supone en la práctica la desafectación del mismo, lo que ha creado controversia por varios motivos. Por un lado la Convención de Washington, establece que “los límites de los parques nacionales no serán alterados ni enajenada parte alguna de ellos sino por acción de la autoridad legislativa competente” por lo que esta derogación, por vía del ejecutivo, caería en una incumplimiento de este tratado internacional. En la misma línea, la derogación de una de las figuras de protección más estricta sobre un humedal de relevancia internacional denominado bajo la Convención de Ramsar, también supone un incumplimiento de un acuerdo internacional.

Por otra parte, diversas organizaciones dedicadas a la conservación de la naturaleza, incluyendo académicos, expresaron su descontento con esta medida y su proceso en una declaración pública.

Congreso da luz verde a proyecto de ley de biodiversidad y áreas protegidas

Preview

Luego de aproximadamente tres horas de debate la sala de sesiones del Senado dio luz verde el pasado 4 de marzo a las ideas matrices del proyecto que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas y el Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Los senadores se comprometieron a indicar el proyecto en aspectos particulares, como la necesidad de solucionar la situación de los trabajadores de Conaf y la pertinencia de crear el Servicio Nacional de Guardaparques – para lo que los senadores tendrán de plazo hasta el próximo 4 de mayo-, indicaciones que serán discutidas en primera instancia por la Comisión de Medio Ambiente para luego pasar a la Comisión de Hacienda.

El proyecto de ley se enmarca dentro de los compromisos adquiridos por Chile al momento de ingresar a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos(OCDE) en 2010, considerando que somos uno de los 10 países que menos invierte en el cuidado de sus AP: el gasto por hectárea es de 60 centavos de dólar, al mismo nivel que Irak y muy lejos de los 16,5 dólares de Costa Rica.

Científicos y Conaf se unen para conservar la taruka, el desconocido ciervo del norte

Preview

Por la facilidad con que se mimetizan en el paisaje, camuflándose entre los pastos ocres del Altiplano, a las tarukas -venado, en lengua aimara- muchos las comparan con brujos que aparecen y desaparecen como por arte de magia. Por eso hay quienes aseguran que toparse con una de ellas trae mala suerte.

Sin embargo, su carácter de especie en peligro de extinción hace pensar que el desafortunado es en realidad este ciervo, que habita en la desértica precordillera de las regiones de Arica-Parinacota y Tarapacá, entre los 2 mil y los 4 mil msnm.

Bastante menos conocido que su pariente el huemul ( Hippocamelus bisulcus ), su población está también mucho más diezmada: se estima que en Chile quedan solo 700 ejemplares de taruka (). Desde 2006 existe un Plan Nacional para su Conservación, aunque son aún pocos los proyectos que se han ejecutado para ponerlo en práctica.

De ahí que en el Seminario de Conservación de Flora y Fauna Nativa, organizado hace unas semanas por la Corporación Chilena de la Madera (Corma), se haya recibido con optimismo un reciente estudio sobre el hábitat de la taruka, fruto de una colaboración entre la Corporación Nacional Forestal (oficinas de Arica y Parinacota y de Tarapacá) e investigadores del Laboratorio de Ecología de Vida Silvestre (LEVS, U. de Chile), el grupo de Investigación Tarukari (www.tarukari.cl) y la U. Austral de Chile.

Hábitat desprotegido

Tras recorrer 525 km en búsqueda de tarukas en zonas precordilleranas de las regiones de Arica-Parinacota y de Tarapacá -incluyendo parte de los parques nacionales Volcán Isluga y Lauca-, biólogos, veterinarios, ingenieros en recursos naturales y agrónomos, junto a guardaparques de Conaf, lograron identificar los sectores preferidos por estos ciervos.

Para ello realizaron recorridos de avistamiento (transectas), entrevistaron a lugareños e instalaron cámaras trampa.

El resultado fueron mapas de distribución basados en el tipo de vegetación y topografía preferidos por la especie.

«Esto nos permitió determinar que el 70% de su hábitat está fuera de áreas protegidas, por lo que para conservarla hay que trabajar dentro y fuera de dichas áreas», advierte Cristóbal Arredondo, médico veterinario de Tarukari y de la U. de Chile.

Aunque su principal predador es el puma, la taruka también compite por recursos con guanacos, vicuñas y llamas, y está expuesta al ataque de perros.

Pero su convivencia con los agricultores locales tampoco ha sido fácil. Su afición por la alfalfa la ha hecho presa de animales domésticos. También se ha intentado mantenerla lejos con cercos de alambre de púas, arriesgando no solo su integridad, sino también su acceso a fuentes de agua.

«Eso ha ido cambiando gracias a que hemos trabajado con las comunidades en consejos consultivos», afirma Carlos Nassar, jefe del Dpto. de Áreas Silvestres Protegidas de Conaf Arica-Parinacota.

Ahora quieren involucrarlas en soluciones conjuntas para su conservación. Una posibilidad es fomentar el turismo de intereses especiales «con senderos de observación de tarukas y guías locales», dice Nassar.

Además, comenzarán a hacer conteos anuales y sistematizados de tarukas, siguiendo una metodología diseñada por los investigadores. Para Nassar, estas acciones son claves: «La taruka es un animal emblemático, y tenemos que tratar de mantener sus condiciones de hábitat lo mejor posible para que siga recuperándose».

IUCN World Parks Congress finaliza en compromiso para reforzar esfuerzos para la Conservación

Preview

El IUCN World Parks Congress se llevó a cabo entre el 12 y el 19 de Noviembre en Sydney, Australia, y contó con la participación de más de 6000 personas, entre expertos y delegaciones de gobierno de más de 170 países. El Congreso, que se lleva a cabo una vez cada diez años, finalizó con la emisión de un comunicado conjunto “La Promesa de Sydney” y compromisos unilaterales tanto de algunas organizaciones (PNUMA, GEF, UNCCD), como de algunos países (como Brasil y Sudáfrica).

En La Promesa de Sydney se reconocieron los progresos en la creación de áreas de conservación y se reconoció el creciente papel que juegan las áreas y territorios conservados por pueblos indígenas, comunidades y entidades privadas para poder alcanzar los objetivos de conservación de la biodiversidad. Asimismo, se celebraron las numerosas mejoras en prácticas corporativas, así como las historias de éxito y las alianzas intersectoriales logradas en pos de la conservación de la naturaleza y la sostenibilidad.

Además, los firmantes se comprometen a reforzar sus acciones para garantizar que las áreas protegidas no retrocedan sino que avancen, mejorando la diversidad, calidad de la gobernanza y la gestión. Asimismo se manifestó el compromiso a crear consciencia en todos los sectores y la ciudadanía sobre la relevancia del medio ambiente.

Por último, se expresó el compromiso con la inversión en soluciones para la naturaleza, con el apoyo de políticas públicas, incentivos, herramientas y garantías que ayuden a detener la pérdida de biodiversidad, mitigar y responder al cambio climático, reducir el riesgo y el impacto de los desastres, mejorar la seguridad alimentaria y de suministro de agua,

Los documentos oficiales del congreso están disponibles en: http://worldparkscongress.org/about/promise_of_sydney_vision.html

Estudio revela que 8 países concentran el deterioro de la biodiversidad mundial

Hace unas semanas se publicó un estudio  sobre los cambios en la lista roja de IUCN por país, en el que se concluye que Australia, China, Colombia, Ecuador, Indonesia, Malasia, México y Estados Unidos concentran el mayor deterioro de la biodiversidad en el mundo. La biodiversidad se concentra principalmente en tres regiones del globo: en el sudeste asiático, los Andes tropicales y Centroamérica. Pese a que los países mencionados coinciden a grandes rasgos con estas zonas, el resultado de los países que más pérdida concentran no se explica solo por esta acumulación de biodiversidad, ya que países como Perú, Brasil o la India también son muy ricos en biodiversidad pero no concentran tanta pérdida. Uno de los mayores descubrimientos del estudio es que a nivel nacional, el desarrollo económico de los países no influye en el éxito en la conservación. Esto queda demostrado además con que Estados Unidos y Australia estén entre los países donde más se concentra la pérdida en biodiversidad. Como dato esperanzador, se reveló que países insulares como Seychelles o Tonga han conseguido revertir tendencias en la pérdida de biodiversidad mediante la aplicación efectiva de manejo de ecosistemas, medidas de conservación, control de especies invasoras y cría en cautividad. El desafío está ahora en conseguir medidas efectivas de protección para los grandes bosques tropicales.

La verdadera huella material de los países

Preview

La cantidad de recursos que se necesitan para mantener las economías de los países desarrollados es significativamente mayor que lo que sugieren los indicadores actuales, de acuerdo a lo revelado por un estudio Australiano.

Usando nuevas tecnologías de modelación e indicadores más comprensivos, los investigadores fueron capaces de mapear el flujo re recursos  en la economía mundial con una precisión sin precedentes de manera de determinar cuál es la verdadera «huella material» de 186 países en un período de dos décadas (desde 1990 al 2008)

El estudio, que incluyó investigadores de la Universidad de New South Wales, CSIRO, la Universidad de Sydney y la Universidad de California, Santa Barbara, fue publicado este mes en el US US journal Proceedings of the National Academy of Sciences. El estudio revela que el desacople del uso de recursos naturales del crecimiento económico ha sido malinterpretado. Los resultados confirman que la presión en los recursos naturales no decrece necesariamente a medida que aumenta el crecimiento y demuestra la necesidad de que los tomadores de decisiones consideren nuevos métodos para contabilizar de manera más precisa el consumo de recursos.

«La humanidad está usando los recursos naturales a niveles nunca vistos anteriormente con impactos ambientales enormes en la biodiversidad, el suelo, el clima y el agua», sostiene Tommy Wiedmann, autor guía de este estudio y profesor asociado del  Sustainability Research at the UNSW School of Civil and Environmental Engineering. «Al confiar en los indicadores actuales, los gobiernos no son capaces de ver la verdadera extensión del consumo de recursos en sus países».

Chile es uno de los países incluidos en el estudio mostrando una alta huella en el uso de recursos. Específicamente, los mayores exportadores de recursos naturales primarios, particularmente minerales, per cápita son Australia y Chile.

Estudio ubica a Chile entre los 10 países que menos invierten en biodiversidad

Preview

Al año, el país debería invertir al menos 55 millones de dólares más en protección. Ministerio de Medio Ambiente reconoce falta de recursos, en especial en áreas marinas.

Con cerca de 14 millones de hectáreas de áreas silvestres protegidas, divididas en parques, reservas y monumentos nacionales, Chile es uno de los países que menos invierten en su biodiversidad. Así lo revela un estudio global -que igualó estadísticamente a 124 países para poder compararlos-, donde Chile aparece entre los 10 peor evaluados (noveno).

El informe -preparado por un equipo internacional de investigadores de las universidades de Georgia, Michigan y Brown, de Estados Unidos; U. Simon Fraser, de Canadá; U. College de Londres, de Reino Unido; y la U. Estatal de Santa Cruz, en Brasil- consideró seis bases de datos globales sobre áreas protegidas, distribución de especies, Producto Interno Bruto, y costos y gastos de conservación, entre otros.

Anthony Waldron, investigador de la U. de Georgia y de la Estatal de Santa Cruz, sostiene que un informe que el PNUD lanzó en 2010 indica que Chile gasta poco más de 60 centavos de dólar por hectárea en sus áreas protegidas, unos 325 pesos chilenos. Poco comparado con el promedio para Latinoamérica y el Caribe, que rondaba los US$ 1,95, y con el gasto de Argentina (US$ 8,56) o de países más pobres, como Guatemala, Nicaragua y Honduras, que gastaban entre tres y cuatro dólares por hectárea.